Miles de personas honran con una protesta la memoria de Amaia

Es el segundo suicidio motivado por un desahucio inminente.

En menos de 20 días, dos ciudadanos españoles se han suicidado al no poder soportar la presión generada por el inminente desalojo de sus viviendas.

En Granada, un hombre de 53 años se ahorcaba en su domicilio poco antes de que un equipo de intervención se presentara en su casa para ejecutar el desahucio. La víctima, un hombre soltero y sin hijos, se encontraba en una situación financiera complicada como consecuencia de la deuda contraída por su negocio.

El segundo suicidio se ha producido en la localidad vasca de Barakaldo. Cuando la comisión judicial procedía al desahucio de su vivienda, Amaia Egaña se ha subido a una silla y se ha lanzado al vacío desde el cuarto piso del edificio, falleciendo al instante. La víctima estaba casada y tenía un hijo de 21 años. El entorno de la víctima no conocía la situación en la que se encontraba la familia, pero al parecer Amaia Egaña habría contactado un día antes del suicidio con la plataforma Stop Desahucios solicitando ayuda, si bien no habría concretado cuáles eran sus circunstancias en ese momento.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.