Microsoft lucha por solucionar el fallo de seguridad del Explorer

ExplorerLa empresa advierte que los hackers podrían hacerse con el control total de un ordenador.

La multinacional, que no está dispuesta a perder usuarios de Explorer, recomienda a quienes todavía utilicen como sistema operativo el Windows XP que se conviertan a alguna de sus dos versiones más recientes: Windows 7 o Windows 8. Es la primera solución que la empresa ofrece tras reconocer que el fallo de seguridad de su navegador –Internet Explorer-, es mucho mayor de lo que inicialmente se consideraba.

La empresa estima que, a pesar de que ya ha dejado de prestar soporte al sistema Windows XP, cerca de un 25 por ciento de los ordenadores de todo el mundo aún funcionan con éste, siendo especialmente vulnerables a los ataques de los hackers que, como consecuencia de este fallo de seguridad, podrían hacerse con el control de otro ordenador y manipular todos los datos que contenga.

Pero el fallo no solo afecta a los usuarios de XP –a pesar de que estos son los más sensibles a un eventual ‘ataque’-, sino a todos aquellos que utilicen Internet Explorer en cualquiera de sus versiones, del 6 al 11, presente en un 55 por ciento de los ordenadores fijos.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.