‘Mi amigo Mr. Morgan’

‘Mi amigo Mr. Morgan’Personajes incompletos que se necesitan.

Tras quedarse viudo, el profesor de filosofía Matthew Morgan –Michael Caine, Ahora me ves, La huella– se sumerge en una rutinaria vida carente de sentido hasta que un día se tropieza con Pauline Laubie –Clémence Poésy, El pastel de boda, 127 horas– una joven parisina que abrirá las ventanas del hermético mundo de Morgan.

La relación que entablan los protagonistas de Mi amigo Mr. Morgan no parece compleja, al menos al comienzo de la película. El afecto que se desarrolla entre ambos no es el de un amor platónico entre dos personas de edades muy dispares, una de vuelta de todo y la otra en pleno camino de descubrimiento.

Lo que se establece entre Matthew y Pauline es la necesidad de reconocimiento, la búsqueda de ese ‘alguien’ que, al desaparecer, ha dejado sus vidas incompletas. Los personajes sienten curiosidad por saber si el otro será capaz de cumplir las expectativas de lo que esperan de él –esperan que en realidad sea otra persona- y es entonces cuando se dan cuenta de que aún hay espacio en sus vidas para generar nuevos recuerdos sin necesidad de repetir lo que ya se vivió.

Pero a pesar de la soledad de los personajes y de su deseo de compartirse solo entre ellos, ninguno de los dos puede aislarse del mundo y de otras relaciones que reclaman su parte de atención. La amistad entre los protagonistas se verá afectada la familia y los celos, poniendo a prueba su capacidad de amar y perdonar.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.