Buenavista deberá decidir sobre su método de depuración

método de depuración

Buenavista del Norte

Una de las condiciones prioritarias para la instalación de la nueva infraestructura es consultar a la ciudadanía su opinión al respecto

Sí se puede no tiene ninguna duda de que llevará al Cabildo de Tenerife a los tribunales en el caso de que no se respeten los acuerdos municipales sobre la depuradora de Buenavista. En este sentido, la formación política hace hincapié en que uno de los requisitos indispensables para el cumplimiento de dichos acuerdos es someter a consulta el futuro método de depuración que los ciudadanos quieren que se emplee en su municipio.

Las sesiones plenarias celebradas el pasado mes de mayo sirvieron para asentar las bases de estos acuerdos abordando la cuestión de la depuradora de la Isla Baja en dos etapas, a raíz de una iniciativa de Sí se puede que quedó aprobada por unanimidad de todos los grupos en la mayor parte de sus contenidos en el pleno extraordinario celebrado el pasado 2 de mayo.

El Gobierno municipal debe acogerse a lo pactado y convocar una consulta ciudadano sobre el método de depuración que se aplicará en Buenavista

La formación ecosocialista tiene dudas acerca de la posición que finalmente adoptará la alcadesa y los concejales del PSOE que hasta el momento solo han mostrado “una postura inconsistente” en este asunto o que incluso “prefieren no mojarse” para no perder el apoyo de CC. Con todo, Sí se puede advierte que los socialistas “se han quedado solos como el único partido que ha abandonado la voluntad de defender los intereses del pueblo”.

Tras el pleno celebrado la semana pasada, “el PSOE ha demostrado que no está dispuesto a defender ante los tribunales el acuerdo que une de forma unánime al pueblo de Buenavista en la exigencia de una participación real en torno al método de depuración que se emplee en la depuradora de la Isla Baja, así como en torno a su ubicación. A la hora de la verdad, Eva García y su grupo de concejales se muestran incapaces de sostener con todas las consecuencias la postura con la que se habían comprometido a principios de mes; pareciera que dudasen sobre qué intereses defender, si los del pueblo de Buenavista o los del Cabildo de Tenerife”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.