Juicio por la tortura de un menor en Mesa Ponte

En 2004 un interno fue sometido durante 11 horas a contención mecánica mediante correas psiquiátricas en el Centro de Menores de Mesa Ponte

Dos vigilantes y el excoordinador del Centro de Menores de Mesa Ponte serán sometidos a juicio esta semana por los actos de tortura a un menor cometidos a finales de 2004 en dicho centro. El interno permaneció acostado e inmovilizado con correas psiquiátricas durante 11 horas, sin comer, beber o ir al baño. Todas estas circunstancias suponen para la Fiscalía “un atentado contra su libertad, dignidad e integridad física y moral”, motivo por el que solicita año y medio de prisión para cada uno de los acusados así como una responsabilidad civil de 10.000 euros.

El menor torturado en Mesa Ponte requirió apoyo psicológico

Como consecuencia de los hechos sucedidos en 2004, el interno torturado en el Centro de Menores de Mesa Ponte padeció un síndrome ansioso depresivo por el que tuvo que ser tratado psicológicamente.

Ante la imposibilidad de moverse durante las 11 horas que permaneció inmovilizado con correas psiquiátricas, el afectado se orinó encima. La misma situación se repitió hasta en dos ocasiones durante el mes de noviembre de 2004, la primera el día 19 entre las 9 de la mañana y las 8 de la noche y la segunda el 25 de noviembre entre las 10 de la noche y las 2 de la madrugada.

En su defensa uno de los acusados asegura que las correas no se emplearon de manera continuada durante este período de tiempo mientras que el otro declara que no recuerda haber utilizado estas medidas pero que, en caso de hacerlo, habría sido siguiendo las indicaciones del personal técnico del centro. La Fiscalía acusa también al excoordinador de las instalaciones por considerar que tenía conocimiento de dichas acciones y que a pesar de su posición jerárquica no intervino para impedirlas.

 

 

El Ilustrador

Situación complicada en el centro de menores Valle Tabares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.