Menos fumadores en Canarias

Cigarrillos apagadosDestaca el descenso del 10,77% en las mujeres

La proporción de fumadores ha bajado 3,2 puntos porcentuales (del 31,6% al 28,4%), según los resultados de la Encuesta de Salud de Canarias 2009, elaborada por la Consejería de Sanidad y el Instituto Canario de Estadísticas (ISTAC). El grupo de edad donde se produce la mayor reducción (6,5%) es el de 30 a 44 años, destacando las mujeres, con un 10,77% de caída. Es interesante señalar que no ha disminuido la proporción de exfumadores y que el descenso de la prevalencia global se debe a que aumenta el número de personas que no ha iniciado el consumo.

Según indica el Gobierno de Canarias, el consumo del tabaco es una de las actividades de mayor impacto potencial sobre la mortalidad y la salud global en las islas. Como conducta tóxicoadictiva, constituye un factor de riesgo para la salud de la población, en la medida en que pueden generar importantes alteraciones, no sólo en la salud del fumador, sino también de aquellos que lo rodean.

Así, al comparar el consumo de tabaco actual con respecto al de hace dos años, se constata que el 31,5% de la población adulta declara consumir menos tabaco que en los dos años anteriores. Por el contrario, un 23,4% afirma haber incrementado su consumo (un 19,1% de hombres y el 29,3% de mujeres). El porcentaje de fumadores que ha intentado abandonar alguna vez esta adicción es del 65,3%, mientras que un 27,5% lo ha intentado en tres o más ocasiones.

La incorporación a la Encuesta de Salud 2009 de la cuantificación de los fumadores pasivos o involuntarios permite conocer que el 8,6% de adultos no fumadores está expuesto más de una hora al día al humo del tabaco en áreas cerradas fuera de su casa y de su trabajo. El 75,8% no está expuesto nunca o casi nunca. Dentro de su casa un 6,8% está expuesto más de una hora al día; aumentando este porcentaje para el grupo de edad de 16-29 años a un 13,5%. Un 88,4% de la población adulta no fumadora no está expuesta nunca o casi nunca al humo en su casa.

Desciende el consumo per cápita de cigarrillos, y disminuye la proporción de fumadores de alto consumo diario. Aunque cualquier consumo de tabaco es excesivo, se pueden clasificar a los fumadores en categorías: en fumadores excesivos, cuyo porcentaje ha descendido en Canarias desde el 18,6% de 2004 al 15,6% de 2009, y en gran fumador, que también ha bajado del 5,5% al 3,7% para 2004 y 2009, respectivamente.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.