El Cabildo apuesta por un menor uso del vehículo privado

menor uso del vehículo privado

Carretera de Tenerife

Tres de cada cuatro desplazamientos en Tenerife se hacen en coche particular

El Cabildo tiene claro que la movilidad es un problema de primera magnitud en la Isla. También tiene claro que la solución pasa por una apuesta decidida por el transporte público y un menor uso del vehículo privado. Las cifras que ha ofrecido el director insular de Fomento, Miguel Becerra, durante su comparecencia en el Pleno son reveladoras: tres de cada cuatro desplazamientos en la Isla se hacen en coche particular.

Consciente de esta situación y, a pesar de no ser la administración competente en la construcción de las autopistas ni de la gestión del tráfico, en 2015, el presidente Carlos Alonso decidió pasar a la acción y puso en marcha una estrategia, organizada en un conjunto de actuaciones que contribuyeran a solucionar el problema de la congestión del tráfico en las dos autopistas.

Desde el Cabildo insisten en que la solución al problema no es fácil. La Isla cuenta con una orografía muy complicada y con una red de carreteras de 1.500 kilómetros, lo que supone 453 vehículos por kilómetro, cuando la media española se sitúa en 112 veh/km. También, juega un papel importante que el planeamiento urbanístico sea poco cuidadoso con la movilidad sostenible debido, en gran parte, a la dispersión residencial.

A todo ello se suma una alta valoración del vehículo privado. Actualmente, la tasa de motorización asciende a más de 800 vehículos por cada 1000 habitantes. La media española es de 494 vehículos.

Estrategia para un menor uso del vehículo privado

La estrategia del Cabildo de Tenerife se ha centrado en la mejora de infraestructuras, principalmente de los enlaces y accesos a las autopistas, así como en el fomento del transporte público y en un cambio en los patrones de movilidad.

“Es la primera vez en Canarias que se lleva a cabo un paquete de medidas a demanda para abordar un problema de tráfico”, aseguró Miguel Becerra. Con esa finalidad, desde 2015, se empezó a trabajar con distintos colectivos e instituciones.

Las primeras actuaciones se centraron en las infraestructuras donde se ha realizado una inversión que supera los 30 millones de euros y con las que se han llevado a cabo mejoras en los enlaces y accesos de las autopistas. Otras acciones requieren de un plazo mayor y, además, dependen del Gobierno de Canarias pero, para el Cabildo, son “prioridades irrenunciables”: el cierre del anillo entre Santiago del Teide y El Tanque; el carril Bus Vao en la TF-5 y el tercer carril entre San Isidro y Las Américas en la TF-1. A todo ello se une la apuesta firme por el transporte público y políticas de demanda destinadas a agilizar la movilidad.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.