Mata a su mujer en presencia de sus dos hijos y se da a la fuga

El asesino llamó a su cuñado para confesarle a gritos lo que había hecho y luego trató de huir de las autoridades en una persecución suicida en Las Caletillas.

Lidia Esther Rodríguez Martín había interpuesto una denuncia contra su marido el pasado mes de agosto por presuntos malos tratos. En la madrugada de anoche, fue asesinada por éste en presencia de sus hijos, tal como el presunto autor de los hechos confesaba a su cuñado por teléfono después de haber cometido el delito. Inmediatamente después abandonaba el domicilio de Lidia en Barranco Grande -Tenerife-y se daba a la fuga. Para entonces la Guardia Civil ya había sido alertada de lo sucedido y, tras localizar el coche del agresor, comenzaba una persecución suicidad -en sentido contrario por la autopista del sur- que finalizó con un choque con otros dos vehículos después de unos cuatro kilómetros de conducción temeraria a la altura de Las Caletillas.

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.