Marruecos insiste en que la situación ha vuelto a la normalidad

Sin embargo, las fuentes saharauis aseguran que aún continúan los disturbios y que ha habido más detenciones.

Las autoridades marroquíes mantienen la versión de que los disturbios que se produjeron durante la jornada de ayer fueron en barrios concretos de la ciudad de El Aaiún y estuvieron provocados por “vándalos” que se dedicaron a la quema de varios coches y arremetieron contra numerosas propiedades privadas, provocando además varios heridos entre las fuerzas del orden.

Pero mientras las fuentes marroquíes hablan de “delincuentes habituales”, los saharauis insisten en que el pueblo se ha echado a la calle para manifestar su disconformidad por la actitud del Gobierno marroquí, que además de no haber estado dispuesto al diálogo, ayer irrumpía con violencia en el campamento de Gdaim Izik, desmantelándolo y dejando a su paso varias víctimas mortales. Aunque desde Marruecos quiere dar una imagen de vuelta a la normalidad, se mantiene el caos en las calles de El Aaiún así como los enfrentamientos entre civiles, a la espera de noticias de la última reunión mantenida en Nueva York entre las partes integrantes de este conflicto.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.