Marruecos impide la entrada de periodistas en el campamento del Sáhara

Los medios de comunicación no pueden dar cobertura a lo que está sucediendo y el Gobierno marroquí arremete contra la “manipulación” de los periodistas españoles.

Marruecos ha puesto cierre al ingreso de medios de comunicación en el campamento de protesta que lo saharauis levantaron hace unas semanas a quince kilómetros de El Aaiun. Desde Rabat, el Gobierno de Marruecos asegura que los medios de comunicación españoles únicamente “manipulan” la opinión pública, por lo que ha impedido que los periodistas entren en el campamento para dar cobertura informativa a lo que allí está sucediendo. Los periodistas de diferentes medios internacionales han recurrido a todo tipo de argucias para lograr colarse en el interior del campamento: librarse de la “escolta” marroquí, vestirse como saharauis y hasta oscurecerse la piel para pasar inadvertidos entre los miles de protestantes que habitan en el campamento. Pero las autoridades marroquíes están decididas a impedir que los medios internacionales accedan a esa información y se han desautorizado incluso las grabaciones en las calles de El Aaiún, por lo que los periodistas tienen que enviar sus crónicas desde la habitación del hotel. La escasas imágenes que llegan desde el interior del campamento son vídeos caseros que se cuelgan en Internet.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.