Manifestación en defensa de los servicios públicos

El 15-M hace un llamamiento a la movilización ante los recortes sociales que traerá la reforma de la Constitución.

El próximo 18 de septiembre se ha convocado una nueva manifestación en relación al cambio en la Carta Magna. El movimiento quiere que los ciudadanos vuelvan a salir a las calles para que se tome conciencia de la repercusiones negativas de la reforma constitucional que ya ha sido aprobada sin un referéndum popular. Ante la previsible pérdida de calidad de los servicios sociales y los recortes económicos en este ámbito, el 15-M se moviliza contra un cambio que “consagra que el pago para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública gozará de prioridad absoluta”.

La movilización, sin signo político ni carácter sindical, ya ha sido confirmada en algunas capitales insulares y en ciudades peninsulares como Barcelona, Madrid u Oviedo, y se espera que a lo largo de estos días se vayan sumando más.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.