Madrid ama a Coldplay

ColdplayLuisen Ramos

Y según dice Chris Martin, el amor es correspondido y es que lo han vuelto a hacer.

Quizá la noticia de que un grupo como Coldplay agote las entradas de un concierto pueda no llegar a ser sorprendente, pero cuidado. Estamos hablando de que han vendido la cantidad de 50.000 entradas en un mes, aunque en realidad, pude ver personalmente cómo las entradas de pista se agotaron en cuatro horas y al cabo de una semana sólo quedaban entradas VIPS y pocas más en otras zonas del recinto.

Ya lo hicieron en el mes de octubre cuando hicieron la presentación mundial de Mylo Xyloto en la Plaza de toros de Las Ventas. Aunque aquí rápidamente se adelantaban los medios a decir que se habían agotado solo unas horas después de que se abrieran las taquillas y todo sin mencionar que hubo una preventa de dos días anteriormente en la web. Entonces, el concierto estuvo demasiado medido en tiempos, gestos y formas a causa de la trascendencia y alcance del mismo. Esperemos que en el que disfrutaremos en Mayo los británicos se encuentren más cómodos.

Todo esto, durante la gira de lo que mucha gente se apresura a calificar como el peor disco de los británicos, quitando el dudoso honor al anterior X&Y. Y ojo, puede que en parte estén en lo cierto.

Poco queda de las canciones intimistas del Parachutes y maquetas anteriores, de los grandes temas de A rush of blood to the head. Pero no nos engañemos, su nuevo trabajo, como disco de música pop, no está nada mal y si escuchamos atentamente U.F.O. quizá nos recordará a esos discos anteriores y nos hará ver que la esencia sigue estando ahí. En la misma sintonía está Up withthe birds, la última canción, pero que nos deja sin esa atmósfera intimista.

Y es que el disco empieza muy bien a mi parecer. Quizá con la canción más rápida de su discografía, Hurts like Heaven precedida de una intro, que no es la única en todo el tracklist. También tienen polémica con el que fue el primer single y lo primero que dejaron escuchar:Everyteardropis a waterfalles su “tributo” al I GoTo Río, que en directo llena cualquier estadio de júbilo colectivo y buen rollo. Y esto, hasta que no lo vives, es difícil de creer.

El segundo single elegido fue Paradise que ha arrasado en todas las listas llegando al número uno demostrando el interés que levantan y también el acierto en su elección. Quizá sea el más representativo del sonido que han querido conseguir con MX, la mezcla del sonido propio de Coldplay (piano y la voz de Chris Martin) junto con arreglos electrónicos. En esta línea está también Up in flames para mi la canción más floja del disco, ya que se nota una escasez de ideas en la composición de la música y en la letra. De repetitiva, se hace pesada y larga.

La parte comercial del mismo la tenemos con Princess of China que se marcan con la actual reina del pop (mientras esperamos a que vuelva Madonna) que es Rihanna, que parece que sólo hace que colaborar con otros artistas en lugar de intentar hacer su carrera por su cuenta.

El resto de canciones, Charlie Brown y Don’t le it break yourheart tienen un denominador común que arrastran de Viva la Vida y es la fuerza y la grandilocuencia. Las letras puede que se hayan descuidado en pos de crear esa sensación de que la música lo llena todo y esos coros junto con los adornos de la guitarra de Jon Buckland.

En España, nos van a mostrar todo esto y mucho más el 20 de Mayo de este año en el estadio Vicente Calderón, lleno de fans con muchas ganas de vivir la vida al son del máximo exponente actual del pop de las islas británicas.

 

 

Luisen Ramos

@Luisen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.