Lyonesse

LyonesseEl misterioso hogar de Tristán.

A través de la tradición y de la leyenda conocemos la figura del Rey Arturo y, dentro del mismo marco literario, la historia de Tristán e Isolda. Al parecer, durante este período de la Edad Media, existió en el extremo suroeste de Gran Bretaña una tierra próspera, de hermosas mujeres y nobles caballeros, con innumerables huertas y un importante ganado que convertían a este lugar en un importante enclave comercial.

Probablemente este lugar, que aparece recogido también en la tradición celta y en la gala -aunque con variaciones en su nombre- fue el hogar de Tristán, el protagonista de un idilio imposible con Isolda, la princesa irlandesa que, junto a su amado, rompería todas las normas para vivir libremente sus sentimientos.

No existen referencias exactas sobre el lugar en el que se ubicaba la misteriosa tierra de Lyonesse, pero una de las teorías es que estaba en el mismo lugar en el que actualmente se encuentra el archipiélago de Las Sorlingas, más de un centenar de islas e islotes esparcidos por el Mar Celta en los que todavía sopla la brisa legendaria de las grandes historias medievales. “Lyonesse existe sumergida en el espacio entre Land’s End -Fin del Mundo-, el extremo sureste de Inglaterra, y las Islas Sorlingas”, aseguraba Richard Carew, un historiador del siglo XVI residente en el condado de Cornualles, al que pertenece dicho archipiélago.

En algún momento del siglo VI, coincidiendo cronológicamente con el final del reinado del Rey Arturo, una serie de tormentas provocó gigantescas olas que acabarían por devorar esta tierra tan próspera. Los científicos no están muy de acuerdo con esta versión, porque para que algo así ocurriera hubiera sido necesario un aumento del nivel del mar de gran consideración que, según los estudios realizados, nunca se produjo en esta zona de Gran Bretaña. Sin embargo, los historiadores romanos del siglo IV d.de C. sí que hacen referencia a un lugar que coincide con el de Las Sorlingas y que estaría formado por una única isla. Por otro lado, entre Land’s End y el comienzo del archipiélago, existe un conjunto rocoso conocido como ‘Las Siete Piedras’ en el que se han encontrado restos de puertas y ventanas de lo que en su momento pudo haber sido una ciudad, motivo por el que la zona se conoce como ‘Tregva’ –vivienda-.

 


El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.