LPGC subvencionará cuatro proyectos de Cruz Roja

El área de Bienestar Social concede a la ONG 132.709 euros que se destinarán a cuatro proyectos dirigidos a los afectados de VIH/SIDA, mayores en situación de necesidad y ayuda a domicilio complementaria.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del área de Empleo, Bienestar Social e Igualdad, ha firmado un convenio de colaboración con la Organización No Gubernamental Cruz Roja Española, por el que esta entidad recibe una subvención municipal de 132.709 euros hasta diciembre de 2011 para la puesta en marcha de cuatro proyectos sociales.

Estos proyectos estarán destinados al colectivo de personas sin techo, afectados por el VIH/SIDA y sus familiares, mayores en situación de necesidad y ayuda a domicilio complementaria:

  • El proyecto ‘Colectivo sin techo’ trata de mejorar las condiciones de vida de las personas sin hogar y con problemas de desarraigo social y familiar, así como facilitarles el acceso a los recursos sociales que existen en el municipio. Además, se intenta fomentar el trabajo con educadores de calle para el estudio y valoración del 100 por cien de los casos detectados en la calle y de los usuarios que soliciten el servicio en la sede de la Oficina Provincial de Cruz Roja Española en Las Palmas.
  • El proyecto ‘Grupo de autoapoyo para afectados de VIH/SIDA’ y su entorno social tiene como objetivo favorecer el proceso de adaptación a las diferentes situaciones generadas por el diagnóstico relacionado con el VIH, con actuaciones que refuercen las actitudes de estas personas hacia el mantenimiento de de un estilo de vida sano.
  • El proyecto ‘Transporte de comidas sobre ruedas’ está enfocado a atender y mejorar la alimentación diaria de las personas mayores en situación de necesidad, evitar internamientos necesarios y servir de apoyo hasta la realización de internamientos inevitables, además de fomentar la autonomía personal de los usuarios.
  • Finalmente, el proyecto de ‘Ayuda a domicilio complementaria’ intenta facilitar la permanencia de los usuarios en el entorno en el que se ha desarrollado su vida, evitando internamientos innecesarios de estas personas para disminuir el deterioro, desarraigo y pasividad que conlleva el aislamiento, además de ofrecer apoyo a los familiares que cuidan de estas personas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.