Los usuarios deben ser informados de las subidas tarifarias antes de que entren en vigor

Una sentencia sobre las tarifas de luz y gas podría permitir impugnar las subidas de precios de los últimos años.

FACUA-Consumidores en Acción insta al Gobierno a asumir la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea -TJUE- que advierte de que los usuarios de luz y gas deben ser informados de las subidas tarifarias antes de que entren en vigor, “algo que no ocurre en España”.

La asociación estudia emprender acciones judiciales al considerar que la sentencia pone de manifiesto no sólo la ilegalidad de los actuales modelos de tarifas de electricidad y gas en España, sino también de los vigentes desde hace años. Así, los consumidores podrían impugnar las subidas tarifarias que se han producido en los últimos años.

Según explica la organización, las compañías energéticas no envían a los usuarios información sobre las modificaciones tarifarias con anterioridad a su aplicación, a diferencia de lo que ocurre en el sector de las telecomunicaciones, donde la legislación española les obliga a hacerlo con un mes de antelación. En el caso de la electricidad, con el modelo anterior, la TUR, los precios se publicaban en el Boletín Oficial del Estado (BOE), algo que ha dejado de hacerse con el PVPC.

La sentencia del TJUE

La sentencia, dictada el pasado 23 de octubre, señala que los usuarios a los que se suministra electricidad y gas respondiendo a la obligación general de suministro deben ser informados en tiempo oportuno, antes de que entre en vigor cualquier subida de precios, de los motivos, las condiciones y el alcance de dicho incremento.

El TJUE señala que las dos directivas citadas obligan a los Estados miembro a garantizar un nivel de protección elevado de los consumidores en relación con la transparencia de las condiciones contractuales. El Tribunal de Justicia determina que, aparte del derecho a resolver el contrato -previsto por las directivas en caso de modificación de precios-, los clientes también deben estar facultados para impugnar dicha modificación, por lo que deben ser informados con anterioridad a su aplicación.

Además, el alto tribunal europeo desestima la solicitud de que se restrinjan al máximo las consecuencias económicas de la sentencia y, por tanto, de que se limiten sus efectos en el tiempo.

Bruselas estudia la denuncia de FACUA

FACUA ya denunció el pasado marzo, ante la Comisión Europea, la nueva factura de la luz impuesta por el Gobierno de España por imponer unas fórmulas tarifarias y de facturación que atentan contra los derechos de los usuarios establecidas en la legislación de la Unión Europea, de obligado cumplimiento para los Estados miembro.

En su denuncia, la asociación señaló la vulneración de las directivas sobre electricidad, derechos de los consumidores y cláusulas abusivas. Bruselas contestó hace unas semanas argumentando que inicialmente no encontraba ilegalidad en el nuevo modelo tarifario español, ante lo que FACUA presentó una serie de alegaciones que este lunes completará con el contenido de la sentencia del TJUE.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.