Los trabajadores de Spanair reclaman una solución

Escasas opciones laborales para los más de 2.000 trabajadores despedidos.

El cese de la actividad de Spanair se ha saldado con la pérdida de 4.000 puestos de empleo, 2.000 de ellos directamente dependientes de la compañía. La situación es más que complicada para la mayoría de estos trabajadores –algunos de ellos parejas que se conocieron trabajando en Spanair y que ahora han perdido la totalidad de sus ingresos- ya que son pocas las opciones de encontrar empleo en otras aerolíneas.

Empresas como Vueling o Ryanair no incluyen dentro de su política la contratación de azafatas de más de 30 años, por lo que muchos de los trabajadores de Spanair –incluidos sobrecargos y pilotos- pasarán a engrosar las listas del paro con escasas ofertas para volver a estar en activo.

Los trabajadores de Spanair y el personal de Newco, su compañía de servicios en tierra, se han dirigido hasta el Ministerio de Fomento para exigir a la ministra Ana Pastor una urgente solución a su problema e intente “recolocar” a todos los desempleados en otras compañías aéreas. “No queremos indemnizaciones, queremos trabajar”, ha sido una de las principales quejas manifestadas por los trabajadores que se han movilizado en defensa de sus derechos laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.