Los tinerfeños consiguen su primera victoria pero no convencen con su juego

El gol de Guarrotxena fue la única acción destacable del encuentro.

 

La primera victoria del CD Tenerife en esta temporada no ha convencido a la afición. El encuentro de los insulares frente al Mirandés únicamente destacó por la ausencia de imaginación en el juego de los blanquiazules que, tras adelantarse en el marcador con un gol de Guarrotxena al inicio del partido, se limitaron a defender con coherencia su ventaja en el marcador.

Con todo, la jugada de gol protagonizada por el pase de Aitor Sanz y el disparo de Guarrotxena, permitieron al Tenerife sobrellevar mejor el nerviosismo inicial producto de las derrotas acumuladas, pero no fue suficiente para insuflar al equipo el grado de ofensiva que les hacía falta para enfrentarse al Mirandés con mayor dignidad. Ninguno de los dos equipos logró hilvanar jugadas con acierto y el partido quedó reducido a una sucesión de pases sin técnica ni objetivo definido.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.