Los servicios de Rehabilitación en Canarias están infradotados

servicios de Rehabilitación en CanariasCanarias registra los peores resultados en las listas de espera para consultas de especialistas, con datos aún más graves en lo que se refiere a servicios de Rehabilitación

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en Canarias, tras la información obtenida de conformidad con la Ley de Transparencia de la propia Consejería, ha denunciado los pésimos resultados de la comunidad autónoma en lo referido a las listas de espera para las especialidades médicas. No son datos que sorprendan a la ADSPC, que ya viene denunciando desde hace mucho tiempo las ‘trampas’ empleadas por la Consejería para reflejar listas de espera inferiores a las reales.

Sin embargo, en esta ocasión la Asociación ha colocado el foco de atención sobre un tema mucho más concreto, los servicios de Rehabilitación en Canarias y el sistema de concertación que supone “un gasto escandaloso” para el conjunto de las islas.

Los actuales servicios de Rehabilitación en Canarias son un ejemplo de “la caótica gestión de la Consejería de Sanidad”

Según denuncia la ADSPC, la situación actual parece darle prioridad a los “intereses de negocio” por encima de los intereses ciudadanos. “Atención Especializada de Rehabilitación del Servicio Canario de la Salud mantiene un concierto especifico regulado en los pliegos de condiciones técnicas y administrativas, de cuya redacción se ha excluido a los profesionales que intervienen, a pesar de haber sido solicitado expresamente a la administración sanitaria”.

El gasto total en concertación de Rehabilitación de 2015-2018 asciende a 40.980.042,9 Euros, llamando la atención que sea de 25.685.616,6 en Gran Canaria y de 13.462.094,8 en Tenerife. En concreto en 2018, fue de 6.202.777,2 en Gran Canaria y de 2.385.248,0 en Tenerife.

Para la Asociación, esto es “una muestra de la caótica gestión de la Consejería de Sanidad ya que tanto las patologías incluidas, como los objetivos, metodologías y tiempos para nada se ajustan a la realidad asistencial, rebajando los estándares mínimos de calidad hasta puntos intolerables, lo cual ya ha sido denunciado en la misma Consejería por colectivos profesionales como el de Terapeutas Ocupacionales”.

Por otro lado, “este sistema de concertación carece de mecanismos de inspección eficaces y objetivos dándose ratios de profesionales / pacientes inaceptables que no hacen sino retroalimentar el sistema publico de listas de espera ya que en gran medida los pacientes retornan a estas listas de atención especializada por la incompleta resolución de sus patologías”.

Junto a las unidades públicas parcialmente cerradas, la práctica inexistencia de actividad en horario de tarde y las abultadas listas de espera, estas circunstancias respaldan la denuncia de la ADSPC en referencia a la infradotación de los servicios de Rehabilitación en Canarias.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.