Los recortes en Educación supondrían el despido de 3.000 profesores en las Islas

El Gobierno de Canarias se cuestiona la constitucionalidad de la interferencia del Estado en competencias autonómicas.

El Gobierno regional ha anunciado ya que, en materia de Educación, únicamente aplicará las medidas de reforma que sean estrictamente obligatorias. Es una primera reacción ante el recorte de 3.000 millones de euros anunciado por el ministro Wert y los seis puntos de reforma entre los que se incluyen un polémico aumento en las horas de trabajo de los profesores así como el incremento del ratio de alumnos por aula.

El consejero de Educación y vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, declaraba en una rueda de prensa que, de aplicarse estrictamente las medidas impuestas por el Gobierno central, esto podría suponer en las Islas el despido de más de 3.000 profesores públicos. Además, ha informado de que desde el Gobierno de Canarias se estudiará la interposición de un recurso de inconstitucionalidad al considerar que el Ejecutivo central pretende “usurpar” competencias al Gobierno autonómico al imponer estas medidas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.