Los recortes dejan sin empleo a 2.400 cuidadores de dependientes en Canarias

El Gobierno deja de financiar las cuotas de la Seguridad Social a los cuidadores no profesionales.

Ante esta situación, la mayoría de los cuidadores de dependientes en Canarias ha optado por abandonar su puesto y volver a engrosar las listas del paro. La Administración se ha desentendido de ellos y no asumirá los gastos derivados de su alta en la Seguridad Social ni las prestaciones recibidas por el trabajo desarrollado con las personas dependientes del Archipiélago.

El colectivo denuncia las incongruencias de la ley y la demora en la aplicación de ayudas sociales que, en última instancia, suponen un grave perjuicio a las personas en esta situación. Más de 2.400 personas se han visto obligadas a abandonar su puesto ante la imposibilidad de costear su cotización y regularizar su situación como cuidadores no profesionales de la Seguridad Social. El hecho de no cotizar supone, además, que las ayudas percibidas por el desarrollo de estas funciones -en torno a los 370 euros mensuales-, se reducen drásticamente a poco más de 50 euros al mes.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.