Los profesores de religión reclaman la garantía de sus puestos de trabajo

El Ministerio de Educación advierte de que a partir del próximo curso no se contabilizarán como horas lectivas cualquier otra actividad que lleven a cabo fuera del cómputo establecido.

En el caso de Infantil y Primaria no existe regulación estatal sobre elección de horario -fijada en 1,5 horas semanales por cada grupo de alumnos en el caso de Secundaria- ni sobre el desplazamiento del destino por reducción de las horas lectivas ni criterios para compartir varios centros de trabajo, por lo que la aplicación “a raja tabla” de estas medidas resulta “discriminatoria”. Esta situación afecta especialmente a los profesores de religión de Infantil y Primaria, que a través del sindicato independiente ANPE Canarias a solicitado a la Consejería la negociación de sus condiciones laborales, equiparables a las de cualquier otro miembro del equipo docente de un colegio público.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.