Los perros le habían devorado la cara

Encuentran un cadáver en Guanarteme junto a una treintena de perros.

 

 

El intenso mal olor y los ladridos alertaron a los vecinos de esta vivienda del barrio de Guanarteme, en Las Palmas de Gran Canaria. Cuando los bomberos entraron en el domicilio encontraron el cadáver de un hombre y a 31 perros, 7 de ellos muertos.

A juzgar por su estado, la víctima, un varón de 51 años de edad, habría fallecido unos cuatro días antes de ser localizado y los perros le habían devorado la cara y parte de un brazo. El fallecido padecía el síndrome de Diógenes y, aparte de vivir con muchos animales, acumulaba una gran cantidad de basura y desperdicios en las diferentes estancias de su casa, por lo que en ocasiones anteriores ya había sido denunciado por sus vecinos.

Los 24 perros que aún seguían con vida fueron trasladados al Albergue de Bañaderos, mientras que los restantes 7 cadáveres fueron introducidos en un contenedor para su posterior incineración.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.