Los parados reciben 2.000 millones menos en prestaciones contributivas

CCOO denuncia que los recortes del Gobierno afectan tanto a los mínimos que se perciben como al número de personas que se benefician de la prestación.

Según informa CCOO, la elevación de la cotización del 4,7 por ciento a una banda que oscila entre el 5,3 y el 14,8 por ciento y el recorte de la prestación del 60 al 50 por ciento de la cuantía entre los meses 7 y 24, provocan que una prestación media de 1.200 euros tenga una disminución del 15,4 por ciento.

Para CCOO, el sistema de protección por desempleo “no es ni justo ni eficiente”, pues las cuantías que se perciben “no están en consonancia” con la cobertura de necesidades mínima y se deja fuera de él a la mayor parte de las personas sin empleo, “solo una de cada tres personas en paro percibe una prestación”, aseguran.

El secretario de Organización y Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, critica que “el Gobierno ha realizado fuertes recortes que afectan tanto a los mínimos que se perciben como al número de personas que se benefician de la prestación”.

“La promesa de no recortar prestaciones que realizó Rajoy en la campaña electoral le duró seis meses, el tiempo que necesitó para aprobar una de las mayores agresiones al sistema de protección por desempleo. Esta agresión se traduce en reducir el gasto por parado y mes en un 30 por ciento”, sentenció Lezcano.

Desde el Sindicato continúan denunciando que estas medidas del Gobierno suponen que las personas en paro perciban cerca de 2.000 millones de euros menos en prestaciones contributivas. “No olvidemos que el primer recorte que tuvo el subsidio de desempleo fue la no actualización del IPREM en los últimos cuatro años. Desde finales de 2009 no se actualiza lo que supone una merma del 8,2 por ciento en relación con el coste de la vida, solo en ese periodo”.

Finalmente, CCOO subraya que el Gobierno decidió que cada mes, 200 mil familias con ingresos inferiores al 64 por ciento del salario mínimo por cada miembro, cobraran de media 268 euros en lugar de 426, para ahorrar algo más de 385 millones de euros al año. Para ello volvió a utilizar el porcentaje de tiempo parcial que tuviera el último contrato a fin de ajustar la cuantía del subsidio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.