Los microplásticos en las costas canarias son consecuencia de los vertidos de aguas residuales

microplásticos en las costas canarias

Microplásticos / Greenpeace

Un estudio de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria revela la presencia de microplásticos en las costas canarias relacionadas con fibras provenientes de la ropa

Los diminutos plásticos tienen un tamaño inferior a un milímetro y, según ha revelado este estudio, tienen su origen en los vertidos de aguas residuales al mar. Los resultados obtenidos por los científicos de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria que han efectuado este estudio (el grupo de investigación en Ecofisiología de los Organis- mos Marinos (Eomar) del Instituto Universitario de Acuicultura y Ecosistemas Marinos Sostenibles (IU-Ecoaqua)) han sido publicados en la revista Marine Pollution Bulletin y revelan aspectos muy significativos del estado de limpieza y conservación de las playas del archipiélago.

La distribución de los microplásticos en las costas canarias está bien diferenciada de la de los plásticos de mayores dimensiones

Entran en la categoría de microplásticos todos aquellos residuos con unas dimensiones que no superan el milímetro. Estos materiales han sido el objeto de estudio de estas recientes investigaciones en seis playas de la isla de Gran Canaria que revelan que los residuos de mayor tamaño (pallets de resina y materias primas procedentes de la industria del plástico) llegan desde fuera del archipiélago arrastrados por las corrientes marinas. Por el contrario, los microplásticos en las costas canarias proceden de vertidos residuales desde las islas. Según el artículo, estos materiales están relacionados con las fibras sintéticas presentes en las prendas de ropa, procedentes en un pequeño porcentaje de los propios usuarios de las playas y en mayor medida de los vertidos residuales en el mar.

Las seis playas grancanarias sometidas a análisis durante doce meses (La Laja y La Cícer en la capital, Bocabarranco en Gáldar, Veneguera en Mogán, Playa del Águila en San Bartolomé de Tirajana y Los Cuervitos en Agüimes) también han manifestado la presencia de residuos de origen endóngeno, como es el caso particular de la playa de Bocabarranco con los bastoncillos para los oídos.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.