Los más premiados de los Goya

Nominados a los GoyaEntre los nominados de la vigésimo quinta edición de los premios del cine español hay nombres que han sido finalistas o premiados en más de diez ocasiones.

El nombre de Reyes Abades es ya un clásico de la ceremonia. Durante los últimos 25 años, su experiencia en el ámbito de los efectos especiales le ha valido 31 nominaciones, de las que se ha llevado a casa un total de ocho Goyas. Este año podría aumentar su colección con un nuevo premio por su participación en Balada triste de trompeta. Pero para ello tendrá que enfrentarse a otro de los grandes de los efectos especiales; Raul Romanillos, que con cinco Goyas en su haber, éste año vuelve a ser candidato al premio por Lope.

En esta parte más técnica de la ceremonia hay que destacar también las nominaciones de Sonia Grandes -nominada por décima vez en la categoría de vestuario por También la lluvia- y José Quetglas, que podría hacerse con su sexto Goya por el maquillaje y la peluquería en Balada triste de trompeta.

Hablar de música en el cine español es hablar de Alberto Iglesias. El compositor ha sido nominado en diez ocasiones y en ocho de ellas se ha llevado el Goya. En las bodas de plata de estos premios, Iglesias se presenta como favorito para la obtención del Goya a la mejor banda sonora por También la lluvia. Roque Baños se lo pondrá difícil con su candidatura en esta misma categoría por Balada triste de trompeta.

Sin duda, las cintas de Iciar Bollain y Álex de la Iglesia acaparan el protagonismo de los Goya de este año. Aparte de las ya citadas categorías, También la lluvia está también entre las categorías principales con Luis Tosar -tres Goyas- como mejor actor de reparto y Bollaín -un Goya- por la dirección. Esto la convierte en la rival más directa de la otra favorita; Balada triste de trompeta se la juega con Antonio de la Torre -un Goya- como actor protagonista y Terele Pávez, en la categoría femenina. Y el actual director de la academia, Álex de la Iglesia, podría llevarse también su segundo galardón.

Pero los actores principales lo tendrán difícil al competir con Javier Bardem que está en uno de los mejores momentos de su carrera profesional: gracias a su interpretación en Biutiful podría ganar en la misma noche el BAFTA y el Goya.

Sin duda será una noche intensa para todos en la que, además de estar atentos a lo que sucede sobre el escenario con una gala conducida por Buenafuente, no habrá que perder de vista el patio de butacas y la esperada fotografía de la ministra de Cultura y el director Álex de la Iglesia compartiendo protagonismo después de la sonada polémica de la Ley Sinde.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.