Los impuestos ‘ahogan’ a los pequeños empresarios

Desde 2008, más de 14.000 negocios han cerrado sus puertas en Canarias.

De las más de 50.000 empresas con las que contaba el Archipiélago en 2008, al comienzo de la crisis, en 2012 la cifra se había reducido a unas 37.000. Son las cifras que maneja la Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa –Cecapyme-, que advierte del cierre de más de 14.000 negocios con la consecuente pérdida de casi 3.500 empleos en el sector.

La crisis económica por la que atraviesa el país es la causante de esta alarmante situación: el poder adquisitivo de las familias disminuye y esto repercute directamente en la facturación de los pequeños y medianos negocios de las Islas -entre un 70 y un 75 por ciento menos que en 2008-, que en muchos casos se ven obligados a cerrar al no poder hacer frente a los gastos derivados de su funcionamiento.

Los comerciantes se quejan además de “una presión de recaudación voraz” por parte del Ejecutivo regional, que “ha subido todo tipo de impuestos y ha creado otros nuevos, además de encarecer gastos corrientes, como el de la factura de la luz».

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.