Los funcionarios dejarán de tener seis días de asuntos propios

El Gobierno quiere que el régimen de trabajadores públicos se asemeje al de los privados.

El 1983, el ministro de la Presidencia del primer gobierno de Felipe González, Javier Moscoso, introdujo en el régimen de empleo de los funcionarios públicos españoles seis días libres al año destinados a ‘asuntos propios’ que coloquialmente pasaron a llamarse días ‘moscosos’.

Ahora, el Gobierno de Mariano Rajoy pretende acabar con esos seis días con el objetivo de asemejar el régimen de los empleados públicos con el de los trabajadores privados. A pesar de que el Ejecutivo ha anunciado ya su intención de no volver a modificar el tema de los sueldos –considerando que hay que mantener ‘motivados’ a los empleados públicos-, ya se llevaron a cabo otras reformas para hacer más similares los sistemas público y privado, como la ampliación de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas semanales.

La propuesta del PP aún no está cerrada y, en cualquier caso, el Gobierno se ha comprometido a negociarla con los sindicatos del sector.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.