Los funcionarios cobrarán un cinco por ciento menos

El Gobierno ha decidido rebajar los sueldos de los empleados públicos y congelarlos durante el año que viene.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado, dentro del plan de ahorro para la reducción del déficit, que el Gobierno adoptará tres medidas principales. En primer lugar, los funcionarios pasarán a cobrar un cinco por ciento menos y durante el próximo año sus sueldos quedarán congelados.

Por otro lado, a partir de 2011 dejará de hacerse efectivo el denominado “cheque-bebé” –una de las medidas más populares del Gobierno socialista, adoptada en 2007- por el que los padres de hijos recién nacidos o adoptados cobraban una prestación de 2.500 euros.

En tercer lugar, y también durante el año que viene, se suspenderá la revalorización de las pensiones –a excepción de las no contributivas y las mínimas- y está prevista la eliminación del régimen transitorio para la jubilación parcial, de manera que sólo podrán acceder a esta modalidad de retiro los mayores de 61 años.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.