Los extraños orígenes de los dogones

DogonesSon apenas 400.000 y viven en el centro de Mali, a unos 1.500 kilómetros del océano Atlántico. El origen de esta tribu es desconocido -como sucede con muchas de las tribus africanas-, pero lo que más llama la atención no es esto, sino los amplios conocimientos que tienen sus miembros en el ámbito de la Astronomía, y que han hecho que para muchos los dogones sean considerados descendientes directos de los atlantes.

 

Antes de que la Humanidad conociera el Sitema Solar, los dogones ya habían descrito un sistema planetario muy similar al que conocemos actualmente. Los dogones tenían conocimientos científicos muy superiores a los occidentales de su época, pero éstos no se transmitieron debido a que durante prácticamente toda su existencia los miembros de esta tribu se han refugiado en sus aldeas del centro de Mali, algunas de las cuales resultan de muy difícil acceso ya que en ocasiones se encuentran a más de 200 metros de altura sobre la superficie y es necesario trepar hasta ellas.

Así es que, aún hoy en día, los dogones siguen siendo una cultura muy particular incluso dentro de África, un continente que se caracteriza por la multiplicidad de etnias y tribus que han perdurado hasta la actualidad, contaminadas en mayor o menor grado por el avance de las grandes civilizaciones.

Los conocimientos de los dogones, que ahora no resultan tan asombrosos ya que la cultura occidental los ha superado, fueron en su momento pioneros en muchos campos de la ciencia y de la medicina. Por ejemplo, en algunos de sus antiguos pictogramas se describe con precisión cómo es la circulación de la sangre en el cuerpo humano, un factor que no sería descubierto por los occidentales hasta cuatro siglos después de la fecha en la que han sido datados estos documentos. También destaca la relación existente entre medicina y adivinación, y los múltiples rituales que utiliza esta tribu para revelar la naturaleza de los hombres y su relación con la muerte y con la creación.

Los dogones, a pesar de su estructura social -ahora extremadamente arcaica- y de algunas prácticas criticables como la ablación de las mujeres para asegurarse su no promiscuidad, se destacan por haber sido una cultura extremadamente avanzada para su época hasta tal punto de que se ha especulado sobre su origen y su supuesta relación con la civilización de la Atlántida.

Su ceremonia más importante tiene lugar cada 50 años, coincidiendo con el acercamiento a la tierra de una estrella muy poderosa llamada Po Tolo, imposible de ver si un telescopio. Sin embargo, los dogones conocían desde sus orígenes de la existencia de este astro también conocido como “la estrella oscura”, y a ella dedican cada cinco décadas sus rituales de fertilidad y de vida y utilizan enormes máscaras de madera que se han convertido en uno de los referentes más significativos de su cultura.

En la actualidad los dogones siguen siendo una tribu misteriosa en la que los ancianos hechiceros y médicos guardan con recelo sus secretos ancestrales por lo que la principal duda al respecto de los conocimientos de esta tribu aún sigue sin resolverse. ¿Cómo es posible que en el 1.400 lograran hacer un mapa tan exacto del Sistema Solar y cómo supieron en qué momento celebrar exactamente el acercamiento de la “estrella negra” cuando los occidentales, con métodos e instrumentos más avanzados, áun no habían logrado hacer ninguna de las dos cosas?

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.