Los empresarios turísticos no saben como proceder ante el desconfinamiento

desconfinamiento

Hotel en Lanzarote

La CEHAT se muestra decepcionada con los planes del Gobierno

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ha recibido con decepción el plan de desconfinamiento del Gobierno de España a esta situación de crisis sanitaria por la pandemia de COVID-19, que mantiene un «cero turístico en el país», debido al estado de alarma desde el pasado 14 de marzo.

Los empresarios del sector consideran que los planes de desconfinamiento anunciados por el propio presidente, Pedro Sánchez, «no da respuestas al primer sector del país», que aporta al PIB nacional un 14%, más de 120.000 millones de euros anuales: el turismo y la hostelería.

«El plan no resuelve en absoluto el cómo proceder a la apertura de negocios de alojamiento turístico, que no cuentan aún con medidas previas fundamentales como el protocolo único nacional, validado por Europa; la ampliación a seis meses del periodo de vigencia de los ERTE por fuerza mayor tras la derogación del estado de alarma; la realización de test masivos a plantillas, clientes y proveedores; o el apoyo de la Administración Pública al sector con una nueva legislación financiera que contribuya a la continuidad de las empresas y, por tanto, del empleo que estas generan», explica el presidente de la CEHAT, Jorge Marichal.

Por eso, la CEHAT insiste en la importancia de saber cómo proceder a esa apertura antes que cuándo, mediante la aprobación de un protocolo único para el sector turístico, validado por Europa.

Plan específico para el turismo durante el desconfinamiento

Por todo ello, Jorge Marichal apunta la urgencia de un plan específico para los establecimientos alojativos, “que nos diga exactamente cómo proceder a la apertura y qué medidas serán necesarias”.

“El Gobierno debe entender que las medidas sanitarias, que entendemos y apoyamos, condicionan la actividad hotelera y, por tanto, hasta que no tengamos autorizada una movilidad razonable no se puede pensar que por muchas fases que le demos a esa desescalada, el plan vaya a funcionar”, explica Marichal, quien añade que “lo que necesita realmente el sector es una red de seguridad para que pueda producirse la desescalada de forma correcta con una serie de medidas muy concretas, a saber, la prolongación de los ERTE por fuerza mayor y en las condiciones consensuadas con sindicatos; 12 meses de carencia en las amortizaciones de capital de las empresas en aquellas operaciones financieras que apalancan la actividad; y la convalidación europea de los protocolos”.

El presidente de la CEHAT insiste en que la restricción a la movilidad por provincias tampoco contribuye a esa “nueva normalidad” de la que habla el Gobierno y entiende que “si no tenemos libre circulación, con todas las medidas de control que sean necesarias, no sirven de nada protocolos de actuación y aforos al 30% por seguridad; simplemente, no podremos abrir”.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.