Los empresarios, en contra de la subida de impuestos

empresarios

Ángel Víctor Torres y Román Rodríguez

El Círculo de Empresarios de Gran Canaria asegura que si se suben los impuestos a las rentas más altas, los ciudadanos se irán a otra parte con el dinero

«Subir los impuestos no es la solución frente a la necesidad del Gobierno de obtener más ingresos», es la opinión que ha sostenido el Círculo de Empresarios de Gran Canaria durante años, y que recalca ahora ante el incremento fiscal que recoge el anteproyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma para el próximo año.

El Gobierno contempla una subida del IGIC del 6,5% al 7%, entre otros ingresos fiscales adicionales. Cabe destacar que la recaudación ha pasado de 839 millones en 2012 a más de 1.700 millones en 2018.

Los empresarios canarios no quieren una subida de impuestos

«Ante la debilidad de la economía y los asuntos determinantes que se nos presentan, como la sostenibilidad o la caída del turismo, debemos tomar otras estrategias, en vez de proceder a un alza fiscal», aseguran los empresarios.

Por ello explican que lo mejor es generar un Pacto de Estado para los próximos 20 años para        crear una Administración Pública más eficiente y aumentar el poder adquisitivo del ciudadano.

El ejecutivo canario ha anunciado que el incremento impositivo, que será progresivo y no afectará a las rentas bajas. En este sentido, «debemos aceptar que incluso las rentas altas tienen un límite y llegará un momento en que quieran irse a otro país donde les traten mejor. Así estamos haciendo poco atractivo invertir en España o en Canarias, con esta continua subida de impuestos, sobre todo cuando hay otros países de Europa donde se paga mucho menos», ha señalado Oliver Alonso, presidente de Domingo Alonso y miembro del Círculo de Empresarios de Gran Canaria.

Por otro lado, hay mucho dinero en cabildos y municipios que no se puede gastar por la legislación existente. «Al final quien paga esa falta de coordinación legislativa son las rentas altas, los que compran coches más caros y los que más ganan. Hay cabildos con 400 millones en el banco, un dinero ocioso por el que las entidades bancarias comenzarán a cobrarles por tenerlo guardado», ha puntualizado Alonso.

El automóvil: el peor parado

Este aumento de impuestos afectará especialmente a sectores importantes para la economía y el empleo en Canarias, como el del automóvil o las perfumerías. Una subida que terminará repercutiendo en el cliente, se venderán menos coches de este tipo y, como consecuencia, el Gobierno recaudará menos.

“Es un chicle del que no se puede seguir estirando. La sobrecarga impositiva de un coche con el impuesto de matriculación y el IGIC ya es más que suficiente para estar siempre intentando ordeñar la misma vaca”, ha señalado Alonso. Este aumento llega además en el peor momento para el sector del automóvil, por el descenso en las ventas y por la presión de la Comunidad Económica Europea de reducir las emisiones. El año que viene, inevitablemente, los coches serán más caros.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *