Los empresarios canarios son menos optimistas

Dentro de los motivos se encuentran la falta de financiación y la dificultad de encontrar personal cualificado.

Según los últimos datos del Indicador de Confianza Empresarial -ICE- relativos al último trimestre de 2011 y perspectivas del primer trimestre de 2012 que han elaborado los servicios de Estudios económicos de las Cámaras de Comercio de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, los empresarios canarios recortan su optimismo.

Los resultados del estudio reflejan que el ICE ha experimentado un descenso respecto al dato registrado en octubre de 2011 situándose en -17,6 puntos; 5,5 puntos si lo comparamos con la encuesta anterior y muy por debajo de la media nacional (-14,2 puntos).

Uno de los motivos de este impacto se traduce en la debilidad de la demanda interna y las dificultades de financiación como principales factores que han delimitado la actividad de nuestros empresarios isleños.

Razones del pesimismo

La debilidad de la demanda –del 57,7 por ciento ha pasado al 65,4 por ciento- sigue posicionada como principal factor limitador de la actividad de las empresas canarias junto a las dificultades de financiación, siendo este último como el factor que más empeora ya que el 43 por ciento de las empresas encuestadas ponen de manifiesto el difícil acceso de crédito por parte de las entidades financieras –del 21 por ciento de la encuesta anterior- por lo que continúa creciendo de manera exponencial desde el año 2007 siendo el sector de la construcción el más perjudicado.

Otra de las razones, no menos importante, es el empeoramiento en la capacidad de encontrar personal cualificado un dato que ha querido reflejar nuestro empresariado en los indicadores. Las empresas relacionadas con el turismo son las que están demandando más mano de obra y a juicio de los directores generales de las Cámaras de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife los idiomas y la movilidad son las dos principales causas de esta falta de contratación.

La demanda de las Cámaras de Comercio

Las Cámaras de Comercio creen prioritario volver a insistir en abordar una reforma decidida de la Administración Pública canaria coordinada en todos su ámbitos –local, nacional y regional-; Simplificar las barreras administrativas para que se traduzca en un estímulo de la actividad productiva de la región; Seleccionar exquisitamente los proyectos de inversión eligiendo aquellos que son más necesarios y los que tengan mayor capacidad de impacto para la actividad económica canaria y además, el mantenimiento de las medidas de apoyo al sector turístico como son las bonificaciones de las tasas aéreas y el apoyo a la rehabilitación de los espacios públicos y privados.

Por otro lado, también pidieron acelerar las medidas que se acuerden del Pacto Social por la Economía y el Empleo para favorecer, dicen, “nuevas contrataciones de mayor calidad y estabilidad en el tiempo”, y por último, garantizar la especificidad fiscal de nuestro territorio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.