Los dos policías acusados de maltrato a cuatro compañeras quedan absueltos

El acoso laboral no estaba tipificado como delito en el momento en el que se produjeron los hechos.

Según los hechos probados de la sentencia, cuatro mujeres policía al mando de Tomás Eugenio Rodríguez y el superior inmediato de éste, Antonio Aguilar Barroso, sufrieron un trato humillante “sistemático y continuado” que les llevó a desarrollar síndromes depresivos como consecuencia del estrés sufrido en sus respectivos puestos de trabajado.

Los hechos se produjeron en la sede de la Policía Local de la avenida Tres de Mayo, en Santa Cruz de Tenerife, entre los años 2002 y 2006, en los que Tomás Eugenio Rodríguez tuvo a su cargo a unos 25 agentes, entre ellos, las cuatro mujeres denunciantes. Sin embargo, el acoso laboral no estaba tipificado como delito en el momento en el que ocurrieron los hechos, por lo que, a pesar de quedar demostrado el trato vejatorio por parte de los dos policía locales, la denuncia se resuelve demasiado tarde y los acusados han quedado absueltos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.