Los coches diésel modernos contaminan demasiado

Coches diésel

Contaminación coches diésel

Anulado el reglamento de la Comisión Europea que permitía homologar coches nuevos a pesar de ser altamente contaminantes

A raíz de destaparse el ‘Diéselgate’ en 2015, se conocía la verdad: los coches diésel modernos tienen unas emisiones de gases contaminantes muy altas. El escándalo puso de manifiesto que los vehículos diésel que estaban en circulación no respetaban los valores de emisiones en condiciones reales de conducción. Por eso se propuso un nuevo procedimiento de ensayo que incluye un test en condiciones reales de conducción (RDE), que es mucho más estricto y se asemeja a las emisiones reales.

Sin embargo, la norma Euro 6, encargada de regular estas emisiones, fue matizada por la Comisión Europea, que cedía así a las presiones de la industria del motor, incapaz de reducir los índices de contaminación de los coches diésel modernos.

El Tribunal General de la Unión Europea obliga a corregir los valores para la homologación de coches diésel

La enmienda introducida en 2016 por la Comisión Europea permitía homologar vehículos de nueva matriculación con emisiones más de dos veces por encima de lo fijado por el reglamento original. En la práctica,esto supone que los vehículos de nueva fabricación pueden emitir hasta 168 miligramos (mg) de óxidos de nitrógeno (NOx) por kilómetro, frente a los 80 mg/km que fijaba la regulación para los diésel.

El Tribunal General de la Unión Europea concluye en su sentencia en que la Comisión excedió sus funciones al variar un elemento esencial de la regulación, por lo que establece la anulación de dicha enmienda.Muchas asociaciones ecologistas, entre ellas Ecologistas en Acción, llevan años denunciando los altos índices contaminantes de los coches diésel y celebran con optimismo esta decisión de los tribunales.

 

El Ilustrador

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.