Los científicos confirman otra erupción submarina

El Gobierno de Canarias eleva la situación de emergencia a semáforo rojo, nivel 1 aunque quieren trasmitir tranquilidad a la población pues ‘ya se han tomado medidas’.

Los científicos del Instituto Geográfico Nacional -IGN- y de Centro Superior de Investigaciones Científicas, han confirmado a la dirección del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico, una erupción submarina de tipo surtseyana, compuesta por cuatro fases. No obstante, precisaron que la culminación de las mismas dependerá de la cantidad de magma a expulsar por parte del volcán.

Piroclasto en el marSegún explicó el coordinador del equipo de científicos del CSIC, Ramón Ortiz, la primera fase, cuyos efectos se han podido ver hoy, consiste en la expulsión de “burbujas de lava que llevan gas y que una vez que lo pierden se hunden”. En una segunda etapa, según Ortiz, “se podrá ver una columna de color blanco de vapor” que dará paso a la tercera fase en la que se observarán “unas explosiones de color negro conocidas como colas de gallo”. Finalmente, se podrá visualizar “el crecimiento de una pequeña isla de la que fluirá una fuente de lava tipo surtidor”.

Ramón Ortiz aseguro también que el diámetro de la boca del volcán debe ser de aproximadamente un metro de diámetro y que éste ha provocado una deformación en la isla de unos cinco centímetros. Asimismo, afirmó que la erupción será visible cuando se encuentre a unos 60 metros de profundidad.

El Gobierno de Canarias ha decidido elevar la situación de emergencia a semáforo rojo, nivel 1, en la que, además de las evacuaciones obligatorias, se movilizan los medios necesarios para las acciones de intervención y logística. Así lo ha transmitido la dirección del PEVOLCA a la población de La Restinga, que debe seguir atentamente las recomendaciones de las autoridades y miembros de protección civil.

Como es conocido, el equipo de investigadores IGN-CSIC, avistaron en la inspección que realizaban desde un helicóptero, en la zona de cabecera de la mancha, a unos 2.400 metros del punto más cercano a la costa, numerosos fragmentos de lava humeante en suspensión, en un perímetro de, aproximadamente, 100 metros y rodeados de hileras de burbujas gaseosas. Asimismo, han podido observar un cambio en la coloración de la cabecera, siendo ésta más oscura y con aspecto turbulento. Esto querría decir que la erupción se está produciendo a menos de 150 metros de profundidad.

Con esta información, la dirección del Plan dio la orden de cerrar el acceso a la localidad de La Restinga, así como prohibir el tráfico aéreo y marítimo en la zona. En este sentido la embarcación “Profesor Ignacio Lozano” cesó sus trabajos de investigación y volvió a puerto.

Desde la dirección del PEVOLCA se quiere transmitir a la población que esta situación no implica mayor riesgo para ellos, dado que ya se tomaron “en su momento” las medidas preventivas adecuadas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.