Los ‘castillos’ de Danba

DanbaEspigadas atalayas de piedra velan por la seguridad de este valle tibetano.

Pueden llegar a tener hasta 35 metros de altura y erigirse en solitario o en pequeños grupos. Estas atalayas o fortalezas de piedra son la seña de identidad de Danba, un condado tibetano que se encuentra en territorio chino, a 350 kilómetro al oeste de Chengdu.

Hacia el 1.700 a. de C. los habitantes de esta zona comenzaron a erigir construcciones lo suficientemente altas como para proteger el asentamiento. Las atalayas se construyeron en zonas estratégicas de la ladera del valle vigilando los accesos al mismo para prevenir asedios y la casas se agrupaban a su alrededor. En caso de que los invasores lograran entrar en el valle, las familias se refugiaban en estas torres, preparadas también para acogerlas durante los períodos de ataque mientra esperaban a que llegara ayuda desde le exterior.

Más de medio millar de estas construcciones pueblan todavía el paisaje del condado y son utilizadas en la actualidad como graneros o como viviendas, en el caso de las construcciones más amplias. Las técnicas de construcción, en las que la madera y la piedra constituían los materiales principales, fueron pasando de generación en generación y enriqueciéndose con otros aspectos de la vida cultural de esta etnia que ha sabido guardar con recelo sus tradiciones centenarias.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.