Los autónomos podrán cobrar una prestación por cese de actividad

Sin embargo, siguen existiendo muchos condicionantes a la hora de acceder a estas prestaciones que, en ningún caso ascienden a la cuantía de las prestaciones por desempleo de un trabajador por cuenta ajena.

A partir del 5 de noviembre los trabajadores autónomos del país podrán acogerse a una prestación por cese de actividad si cumplen los requisitos establecidos. La Asociación de Autónomos de Canarias (ACAN) ha recibido en estos días numerosas consultas acerca de a cuánto asciende dicha prestación y qué condiciones implica.

En primer lugar, los autónomos han de tener claro que no pueden acogerse a estas prestaciones en el caso de que el cese o interrupción de su actividad se haya producido de manera voluntaria, salvo en el caso de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TAED). Sin embargo, es este último caso hay que puntualizar que un TAED que finalice su actividad en una empresa y que vuelva a ser contratado por la misma empresa en el plazo de un año inmediatamente después a la finalización de su prestación, deberá reintegrarla. Además, el trabajador autónomo deberá justificar otra serie de requisitos y una vez se acojan a la prestación únicamente podrán percibirla entre el segundo mes posterior al cese de su actividad y por un máximo de doce meses. Además, una vez agotada dicha prestación, deberán pasar 18 meses para volver a tener derecho a la misma. Por otro lado, la prestación más alta, la de un autónomo que haya cotizado con la base máxima establecida (3.198€) será de 1087€ al mes (1.242 si tuviera un hijo a su cargo y 1.397 si tuviera dos o mas) y deberá pagar mensualmente una cotización adicional de 54,37€.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.