Los aurinegros se imponen al Valladolid y acarician la final del torneo del KO

El 84-68 del último partido les abre las puertas a la zona de acceso a la fase final.

 

El Iberostar Tenerife no brilló con todo su esplendor en el encuentro, pero jugó con acierto y supo mantener la ventaja en el marcador durante prácticamente todo el encuentro. Esa distancia en el marcador, -siempre entre diez y catorce puntos-, les permitió jugar con cierta ‘tranquilidad’ y superar las barreras defensivas que había desplegado el Valladolid para intentar frenar el avance de los insulares. Pero el cuadro aurinegro supo protagonizar un buen ataque, destacando la actuación del alero Saúl Blanco, que lideró la estrategia desde el inicio del partido, anotando 12 de los 19 puntos del primer cuarto.

Al inicio del segundo cuarto el Valladolid logró acortar distancias y el marcador llegó a situarse en 25-20, pero los locales renovaron su ataque y volvieron a ampliar la diferencia. Al término del partido, la ventaja del Iberostar Tenerife era de 16 puntos, una nueva victoria que les acerca al objetivo de la permanencia y que les abre las puertas a la posibilidad de jugar la Copa del Rey si logran colocarse entre los ocho primeros de la clasificación.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.