Los ataúdes colgantes de los bos

Tumbas colgantes de SichuanLas tumbas de esta etnia china se encuentran suspendidas más de 50 metros de altura.

En la provincia meridional de Sichuan habita una del más de medio centenar de etnias chinas de la Antigüedad. Se trata de los bos, una comunidad que, al igual que otras etnias del país como los liaos y que en algunas zonas de Filipinas, hasta la época de los Ming practicó una pintoresca fórmula de enterramiento: los ataúdes colgantes.

Entre el dique de Matang y el golfo de Sumawan se concentran más de dos centenares de tumbas adosadas a imponentes precipicios, en rocas naturales, incrustados en cuevas o sujetos mediante estacas de madera. Los ataúdes –principalmente de madera- están decorados con todo tipo de motivos –armas, figuras geométricas, escenas de danza- y se encuentran a alturas comprendidas entre los 20 y los 100 metros, por lo que, para su colocación, fue necesaria la utilización de un sistema de poleas con el que izar las cajas para luego ensamblarlas a las paredes rocosas en las que todavía permanecen. En su interior reposan los restos mortales de individuos o parejas envueltos en tejidos de lino o seda y acompañados de algunos objetos mortuorios –fundamentalmente objetos de cerámica o bambú-.

No se sabe exactamente cuándo dio comienzo esta forma de enterramientos entre las etnias chinas de provincia de Sichuan ni qué creencias estaban arraigadas a estas ceremonias. Lo único que parece claro es que los ataúdes fueron colocados con esmero no solo para vencer a la gravedad y a las características de la orografía de la zona, sino para desafiar al paso del tiempo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.