Los animales domésticos podrán viajar en taxi

Animales domésticos

Presentación de la iniciativa

Los taxistas de Santa Cruz de Tenerife amplían sus servicios aceptando a las mascotas de sus clientes

En la capital tinerfeña hay censados alrededor de 50.000 perros y 2.000 gatos. Es una cifra más que considerable a la hora de plantear alternativas para viajar en transporte público con animales domésticos. Los profesionales del taxi han decidido ampliar sus servicios para acoger también a las mascotas a través de una propuesta que recibe el nombre de “TaxiCan” y que ya ha sido presentado por el Ayuntamiento capitalino.

Podrán viajar en taxi animales domésticos de hasta 10 kilos de peso

“TaxiCan” se desarrollará en base a una normativa totalmente libre y voluntaria, por lo que el poseedor de la licencia será el que determine si incorpora o no su vehículo a esta campaña. El único requisito exigido es que el vehículo que quiera acogerse a esta opción disponga de los mecanismos de retención de mascotas homologados por Tráfico, entre los que se encuentran funda, cinturón y arnés o barras separadoras en el maletero.

El proyecto ha sido ya presentado en la plaza de España de la capital insular con la participación del alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, junto al cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga; la presidenta del Grupo Animalia, Sandra Barrera, y profesionales del sector del taxi.

Condiciones para el transporte de animales domésticos en los taxis de Santa Cruz de Tenerife

Durante el acto de presentación Barrera hizo referencia a que este servicio de tolerancia canina y felina “va a poner a disposición de los usuarios unos 200 taxis en Santa Cruz. Es un servicio necesario y una solución absolutamente excepcional, especialmente para aquellos que tienen perros que pesan más de 10 kilogramos”.

La medida no discrimina, por ejemplo, entre la raza y el tamaño de los perros que viajarán en los taxis, aunque sí especifica una serie de normas de obligado cumplimiento. Los animales pequeños podrán ir en brazos o con cinturón de seguridad. También existe la posibilidad de que los vehículos tengan un pequeño trasportín en el que podría viajar el perro.

Los animales de talla mediana deberán ir en el asiento con arnés y manta protectora, que serán aportadas en ambos casos por el taxista.

Los perros con un peso superior a 20 kilogramos serán transportados en el maletero del taxi, que deberá estar acondicionado y autorizado, con malla separadora. También el taxista podrá ofrecer la opción de utilizar un trasportín grande, que deberá estar en su vehículo y cumplir con la normativa del Real Automóvil Club de España (RACE).

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.