“Lo tiraron, le rompieron las vértebras y le sacaron la cabeza”

El fiscal del caso Robaina exige que los presuntos asesinos del joven que “cumplan su deuda con la Justicia”.

Uno de los presuntos asesinos de Robaina alega defensa propia

Demetrio Pintado, fiscal en el juicio por la muerte de Iván Robaina, realizaba ayer una dura intervención contra los imputados en el caso, acusados del asesinato del joven en 2008. Pintado los definía como a “una manada de lobos” que se avalanzó sobre la víctima y en nombre de la familia Robaina acusaba a los imputados de haberlo pateado “cobardemente hasta tirarlo al suelo y matarlo”.

Por su parte, la defensa de la acusación esgrime argumentos muy diferentes para cada uno de los imputados. Josefina Cruz defiende a su cliente asegurando que únicamente fue testigo de la agresión, pero no participó directamente en ella porque se encontraba en la acera de enfrente. Verónica Calvo afirma que su cliente había respondido a una agresión previa de Robaina, por lo que fue un acto de defensa propia. Y Israel Godoy se ha limitado a decir que su cliente “no es culpable” y que no debe ser confundido con otro.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.