Lo habían enterrado vivo por practicar brujería

BrujeríaNo se trata del argumento de una película de ficción, pero igual que ocurre en en la recién estrenada Buried, un hombre fue enterrado vivo en Bolivia “por brujo”.

La “justicia indígena” boliviana capturaba el pasado mes de agosto al campesino Jorge Cano Rojas, acusado de haber practicado brujería para matar a otro agricultor. Los campesinos de la región central de Cochamba golpearon a la víctima hasta la extenuación y posteriormente la enterraron viva en presencia de sus hijos. Más de 40 días después del crimen, las autoridades bolivianas se presentaron en el lugar de los hechos -en el que se han dado otros casos similares- para exhumar el cadáver. La política de Evo Morales contempla la “ley indígena” como una ley al mismo nivel que la vigente desde hace siglos, pero entiende que es necesario definir los límites de este sistema para evitar sucesos como en acontecido.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.