La leyenda del ‘Cuatro Vientos’

leyenda del 'Cuatro Vientos'

Réplica del ‘Cuatro Vientos’

Tras completar una de las mayores hazañas de la aviación, los pilotos españoles Barberán y Collar desaparecieron sin dejar ni rastro

El 8 de junio de 1933 la avioneta ‘Cuatro Vientos’ despegó de Sevilla con rumbo a Camagüey (Cuba), donde aterrizaría 39 horas y 55 minutos después, cumpliendo una de las mayores hazañas de la aviación. Pero la leyenda del ‘Cuatro Vientos’ no se creó por haberse convertido en el vuelo más largo hasta la fecha y el primero en completar una travesía transatlántica de estas características, sino por lo que aconteció después.

Del triunfo a la desaparición: la auténtica leyenda del ‘Cuatro Vientos’

La década de los 30 del pasado siglo fue un momento muy importante para la aviación mundial. Una época en la que numerosos países es intrépidos pilotos decidieron lanzarse a la conquista del aire con vuelos de larga duración que conectaran los puntos más distantes del planeta.

España no quiso quedarse atrás en estas demostraciones de valentía y en 1933 cumplió con el sueño de conectar Sevilla con Camagüey, en Cuba, en un vuelo transatlántico sin escalas que tuvo la duración más larga de cuantos vuelos se habían hecho hasta el momento: 39 horas y 55 minutos.

Para poder llevar a cabo esta hazaña hubo que modificar la estructura de un biplano que recibió el nombre de ‘Cuatro Vientos’ y que no tardaría en pasar a la historia. Con un tanque de combustible de más de 5.000 litros de capacidad, sin equipo de radio (para ahorrar espacio) y con dos valientes pilotos (el héroe de la Guerra de Marruecos Mariano Barberán y el Teniente de Caballería Joaquín Collar), la avioneta despegaba de Sevilla un 8 de junio y aterrizaba en Cuba tres días después.

Allí los pilotos fueron recibidos con todos los honores por su hazaña y tras unos días de descanso y reparaciones en la aeronave (al parecer se había detectado una fisura en el tanque de combustible), los aviadores volvieron a emprender el viaje, esta vez con rumbo a México.

Una travesía que nunca llegó a completarse

Barberán y Collar despegaron en Camagüey en 20 de junio con la intención de aterrizar en México 12 horas después, pero nunca más volvió a saberse de ellos. La leyenda del ‘Cuatro Vientos’ es un misterio que se ha mantenido hasta el día de hoy ya que, a pesar de que se dio por hecho que los pilotos se habían estrellado en algún punto del recorrido, los restos de la avioneta nunca llegaron a aparecer.

El ejército mexicano realizó labores de búsqueda durante varios días en la zona del Yucatán, después de que varios testigos aseguraran haber visto una aeronave sobrevolando el lugar. Poco después comenzó a extenderse el rumor de que Barberán y Collar se habían visto obligados a realizar un aterrizaje de emergencia en la sierra de Oaxaca y que los nativos los habrían asaltado en vez de auxiliarles. Temerosos de las represalias, estos acabaron asesinándolos y deshaciéndose de sus cuerpos para que nadie los encontrara.

En cualquier caso, sean ciertas o no las versiones que se dieron sobre lo acontecido, lo cierto es que no existe una explicación oficial a lo que les sucedió a los dos intrépidos pilotos que acabarían convirtiéndose en una leyenda más allá de su hazaña.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.