La ciudadanía se une contra la Ley del Suelo

Ley del Suelo

Rueda de prensa de la plataforma

La  Plataforma Canarias por un Territorio Sostenible lleva a Europa la defensa de La Palma, La Gomera y El Hierro

La polémica Ley de turismo en las islas verdes ha generado nuevas reacciones entre los grupos ecologistas que consideran que el Gobierno de Canarias comete un grave error al querer aplicar las mismas directrices de la Ley del Suelo en estas islas como ya se ha hecho en el resto del territorio insular.

El fracaso manifiesto de estas políticas parece no haber alertado a las autoridades de los peligros que supone la islas como La Palma, El Hierro y La Gomera la extensión de un tipo de actividad turística que no es ni necesaria ni recomendada y que en ningún caso puede desarrollarse del modo en que se plantea en la Ley aprobada el pasado verano en el Parlamento de Canarias.

Un movimiento integral por otra Ley del Suelo

La Plataforma Canarias por un Territorio Sostenible abre distintas líneas de acción internacional en el ámbito jurídico, social y político. En el ámbito jurídico tiene previsto pedir la tutela judicial de la Unión Europea frente a un texto legal, el redactado en el Parlamento de Canarias, que “viola la normativa europea” y pedirá al Gobierno de España que derogue esas medidas en caso de que no quiera ser llevado ante los tribunales.

La acción jurídica se complementará con la política en el Tribunal Constitucional con iniciativas en las que se espera contar con el respaldo de otros grupos parlamentarios de las Cortes que ya apoyan estas medidas y que están fuera de la órbita de Coalición Canaria y de quienes “pastelean” con ellos para mantener sus intereses, como ya hicieron con el Catálogo de Especies Protegidas.

En el ámbito social se ha lanzado una campaña en varios idiomas para la recogida de firmas a través de Internet en defensa del territorio Canario y contra la nueva ley. En dicha campaña se defienden el valor patrimonial y natural de las Islas sin necesidad de que se realicen más intervenciones que únicamente conseguirían destruir el entorno para atraer a un tipo de turismo de escaso interés.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.