Canarias prohíbe las peleas y los circos con animales

El cambio social y la sensibilización con el trato de animales exigen cambios

La tramitación de anteproyecto de la Ley de protección y tenencia de animales de compañía de Canarias, supone un paso adelante a nivel social en el archipiélago. El texto sustituirá a la actual Ley 8/1991, de 30 de abril, de protección de los animales para cubrir asuntos específicos como su tenencia, por lo que este cuerpo regulatorio estará entre los pioneros en el ámbito español en esta materia. También se tendrán en cuenta otras cuestiones de especial relevancia como las peleas entre animales de cualquier raza o especie, los circos con animales y todo lo relacionado con animales empleados para la caza.

Aspectos más destacados de la Ley de protección y tenencia de animales de compañía: fin de las peleas y los circos con animales

El artículo 7 de esta propuesta de ley incorpora la tendencia al sacrificio cero de animales, lo que va de la mano con impulsar la responsabilidad social en esta materia. Además, el artículo 15 impone la identificación preferente de los animales con un sistema moderno y seguro: el microchip.

Por otra parte, los artículos 20 y 28 abordan la fijación de un cupo máximo de animales de compañía que se puede tener, algo que no se había regulado antes, pero necesario para poner límites a favor de su propio bienestar y el de los vecinos (se hará más adelante a través del desarrollo reglamentario).

Asimismo, el artículo 55.2 establece el carácter finalista de las multas, que no irán a una caja única, sino que servirán para financiar actuaciones de bienestar animal, y el artículo 55.3 establece que se podrá imponer también, como principales o accesorias a las multas, la inhabilitación temporal o definitiva para la posesión o tenencia de animales en los supuestos de infracciones graves y muy graves.

La protección de los animales se extiende a la prohibición de autorización de emplazamiento de espectáculos circenses que empleen o anuncien el empleo de animales en sus números o actuaciones, la aplicación de la ley a los animales empleados para la caza a los que su protección se extiende, la prohibición de venta o cesión por cualquier título jurídico a menores o personas cuya capacidad esté modificada judicialmente sin la previa y expresa autorización de quienes ostenten su patria potestad, tutela o curatela y la prohibición de las peleas de animales de cualquier raza o especie.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.