‘Les doy un año’

‘Les doy un año’Cuadrado amoroso.

Una pareja llega al matrimonio sin apenas conocerse y, a medida que pasa el tiempo, descubre lo poco que tiene en común. La pasión inicial que les arrastra al compromiso va desapareciendo conforme pasan los días y se agrava cuando otras dos adquieren protagonismo en la relación.

Les doy un año es una comedia facilona, últimos coletazos de un verano que parece haber pasado por las carteleras españolas sin pena ni gloria. Dan Mazer se estrena como director de largometrajes con esta película sobre el ‘antirromanticismo’ subyacente en las relaciones comunes y la ilusión sobrenatural de que existen las almas gemelas.

Con evidentes toques de comedia romántica británica, Les doy un año es una película entretenida porque huye del ‘empalagosamiento’ y se atreve con escenas de humor que en un par de ocasiones son verdaderamente desternillantes –la secuencia del marco de fotos digital es brillante-.  Sin embargo, la película en su conjunto no resulta ni atractiva ni divertida, no tanto porque la historia no resulte interesante –los protagonistas intentan salvar su matrimonio a pesar de que ni familiares ni amigos confíen en que eso sea posible- sino porque tal vez la manera de exponerla a veces se tambalea y no parece conducir a ninguna conclusión, ni siquiera a la que el espectador ya conoce desde el primer minuto del largometraje.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.