Las visitas sindicales

José Manuel Adán

Es un verdadero placer como el Jefe del Estado ríe a mandíbula batiente cuando se encuentra con los líderes sindicales en las visitas que le hacen “los agentes sociales” disfrazados de semiahorcados, solo con las corbatas. No sé si el monarca se ríe al verlos con corbata o por los chistes que le cuentan.

Pero los “agentes sociales” (as) están muy  serios, aun cuando los chistes cuando más gracia tienen es cuando se cuentan con seriedad, en ese caso los “as” le han debido contar algo divertidísimo porque no creo que el rey se parta de risa si estos agentes le comunican por ejemplo, que en Octubre habrá una huelga general y  que se vaya preparando Rajoy. También podría suceder que fuera el rey el que le contase el chiste a los “as”  y a estos no les hiciese ninguna gracia mientras  Borbón se partía.

Realmente, no encuentro motivo para tales carcajadas y de ahí mi perplejidad. Estos reyes de las mamandurrias, palabra que no sé si proviene del sánscrito pero que al español actual ha llegado  como “procedente de mamar: sueldo que se disfruta sin merecerlo, sinecura, ganga permanente”, transitan por palacios cuando no llegan a bufones, si no fuera por  la cantidad de mamandurrias  que obtienen de nuestros bolsillos sin permiso alguno. De ahí y de la falta de una Ley de Huelga que prohibiera en primer lugar la huelga general, permanente solo en países atrasados, y en segundo lugar o quizás primero, su financiación exclusiva a través de las cuotas de sus seguidores. En un tiempo pretérito, la Administración General del Estado pagaba de los gastos correspondientes a un determinado Ministerio los gastos anuales de mantenimiento de las sedes sindicales de todos los sindicatos con sede en  Madrid: alquileres, energía, teléfono… Era el chantaje para que se mantuvieran en situación de “andante ma non tropo”, es decir no muy levantiscos. Así no he visto nunca que estos “as” defendieran una causa que yo considerara justa, y lógicamente, sería difícil que yo siempre llevara razón, pero alguna vez sí la podría llevar. Pues ni así he coincidido una  sola vez con sus posiciones siempre cercanas a sus intereses y alejadas de las de los verdaderos trabajadores

La última vez resultó ser la fusión de Iberia y British,  en contra de lo que un buen amigo y experimentado Comandante de Iberia Carlos Castañosa sostenía: que Iberia sería absorbida por British irremisiblemente. Mi posición era que eso ocurriría si no se realizase  un reajuste estructural de personal completo. Con la cantidad de rutas sudamericanas y solamente compartiendo gastos de funcionamiento y cada compañía invirtiendo por su lado, la fusión podría ser muy positiva para Iberia que traería los aviones del Reino Unido y el  norte de Europa llenos de pasajeros. El grupo IAG, holding aéreo empresarial del que dependen ambas compañías, dio el poder a British mediante el nombramiento de Willie Walsh como consejero delegado (el poder) y el de Antonio Vázquez como presidente de IAG (el honor). Iberia debía reducir personal, a lo que se opusieron todos sus sindicatos, al no hacerse junto al incremento del crudo, Iberia que en 2010 ingresó 493 millones en 2012 perderá 400 al contrario que British que ingresará 450 millones. La flota de Iberia se redujo en 13 aviones (tiene 99) y la de British 4 (tiene 236 aviones).Las cuentas de Iberia se deterioran de forma alarmante. De nuevo los “as” actuando.

Ahora que lo pienso, creo que la carcajada del monarca en la “recepción” a los “as” se produjo al anunciarle estos que un tal Gordillo, gudari de Marinaleda iba a llevarse unos carros de los supermercados de Ecija , eso sí, sin pagar, faltaría más, de ahí la gracia.

 

 

 

 

José Manuel Adán

Economista e Inspector de Finanzas del Estado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.