Las rupturas matrimoniales aumentaron un 3,9 por ciento en 2010

Canarias se encuentra en segunda posición en comunidades con mayor número de disoluciones matrimoniales.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2010 se produjeron 110.321 disoluciones de matrimonios, un 3,9 por ciento más que en 2009. Por tipo de disolución matrimonial, se produjeron 102.933 divorcios y 7.248 separaciones. Además, hubo 140 nulidades. Los divorcios representaron el 93,3 por ciento de las rupturas matrimoniales en el año 2010, frente al 6,6 por ciento de las separaciones y el 0,1 por ciento de las nulidades.Además, en el año 2010 se produjeron 245 rupturas de matrimonios homosexuales. De esta cifra, 137 fueron entre hombres y 108 entre mujeres.

El 67,7 por ciento de las disoluciones matrimoniales en el año 2010 fueron de mutuo acuerdo, frente al 64,6 por ciento registradas el año anterior.  Del total de divorcios, el 67,4 por ciento fueron de mutuo acuerdo y el 32,6  por ciento no consensuados. Por su parte, el 70,7 por ciento de las separaciones fueron de mutuo acuerdo y el 29,3 por ciento contenciosas.

El mayor número de rupturas tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres. La edad media de las mujeres en el momento de la disolución matrimonial fue de 42,0 años  (41,7 años en los divorcios, 46,1 en las separaciones y 37,6 en las nulidades). En el caso de los hombres, la edad media fue de 44,6 años (44,3 años en los divorcios, 48,6 en las separaciones y 41,3 en las nulidades).

La duración media de los matrimonios disueltos en el año 2010 fue de 15,5 años, cifra ligeramente inferior a la observada en 2009. Los matrimonios disueltos por divorcio tuvieron una duración media de 15,2 años, las rupturas por separación de 20,2 años y los anulados de 7,0 años. Tres de cada diez divorcios se produjeron después de 20 años de matrimonio y dos de cada diez en uniones que duraron entre seis y 10 años.

La duración media los procesos fue de 4,8 meses, ligeramente inferior a los 4,9 meses observada en el año anterior. La duración media del procedimiento de disolución fue algo menor en las separaciones (4,4 meses) que en los divorcios (4,8 meses).

Por comunidades autónomas, las que registraron las mayores tasas de rupturas matrimoniales por cada 1.000 habitantes fueron Cataluña (2,78), Canarias (2,72) y la ciudad autónoma de Ceuta (2,73). Por el contrario, las comunidades autónomas con menores tasas fueron Castilla y León
(1,73), Extremadura (1,76) y Castilla – La Mancha (1,82).

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.