Las prospecciones podrían derivar en ‘una ruptura de las relaciones institucionales’

Paulino Rivero asegura que Repsol sigue adelante ‘por presiones del Ministerio de Industria’.

El presidente del Gobierno de Canarias ha solicitado la paralización de las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas al Archipiélago argumentando que éstas podrían suponer la ruptura de las relaciones que durante más de cinco siglos de historia compartida han mantenido Canarias y España.

Rivero acusa al ministro de Industria, José Manuel Soria, de ser el ‘instigador’ de esta situación y asegura tener constancia de que para Repsol la búsqueda de hidrocarburos en aguas cercanas a Lanzarote y Fuerteventura “no representa un asunto estratégico” pero que sigue adelante con el proyecto  “por presiones del regulador, por presiones del Ministerio de Industria”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.