Las piedras del Valle de la Muerte ya no son un misterio

 piedras del Valle de la MuerteDurante más de medio siglo se especuló sobre el enigmático origen de su movimiento.

Teorías geológicas, electromagnéticas, paranormales y alienígenas han intentado explicar durante sesenta años qué extraño fenómeno había detrás de las ‘piedras rodantes’ del Valle de la Muerte, en California –EE.UU-.

En el Racetrack Playa, un lago a más de mil metros sobre el nivel del mar, las rocas se desplazaban dejando tras de sí el inequívoco rastro de su movimiento. En diciembre de 2013, un grupo de científicos se desplazó hasta el lugar equipado con modernas cámaras, sensores y dispositivos GPS con el objetivo de captar el movimiento de las piedras en el preciso momento en el que éste se estaba produciendo. A partir de los datos recabados se ha logrado establecer una explicación científica para un fenómeno que, a pesar de haber dejado de ser un misterio, no deja de ser curioso.

Las bajas temperaturas registradas en el lago durante la noche hacían que una finísima capa de hielo cubriera su superficie. Las rocas quedaban ‘atrapadas’ en ese hielo que, a partir de la subida de temperaturas durante el amanecer, comenzaba a derretirse de manera apenas perceptible. La combinación de éste fenómeno con un ligero viento deslizaba a su vez las placas heladas en las que se encontraban las piedras, permitiendo que estas se desplazaran por la superficie del lago como si tuvieran vida propia.

Con todo, el fenómeno solo se produce en muy contadas ocasiones cuando convergen todos estos factores, por lo que el triunfo de estos investigadores ha sido debido, entre otros aspectos, a la paciencia con la que durante mucho tiempo han estado observando los cambios de cualquier parámetro en el ambiente para al fin captar el movimiento de una de estas misteriosas piedras.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.